Tipos de amenazas a la ciberseguridad

Controla la seguridad de tu empresa

Pequeñas y grandes empresas están expuestas a las amenazas de ciberseguridad. Si bien la modalidad remota ofrece diversos beneficios, se ha comprobado que representa un problema, lo que expone a las empresas a un mayor riesgo.

Los hackers atacan los sistemas de las empresas y los ordenadores personales, encontrando diferentes formas de explotarlos. Por lo tanto, todas las compañías podrían ser el blanco de un ciberataque, si no cuentan con herramientas que garanticen la seguridad en todas sus operaciones empresariales.

Ciberseguridad

La ciberseguridad es la práctica de proteger sistemas, redes y programas de ataques digitales. Por lo general, estos ciberataques apuntan a acceder, modificar o destruir la información confidencial; extorsionar a los usuarios o interrumpir la continuidad del negocio.

La transformación digital, los modelos de trabajo híbridos, el Internet de las Cosas (IoT) y la increíble dependencia de los dispositivos móviles son ciertos aspectos que han incrementado las amenazas a la ciberseguridad en los últimos años.

Seguridad informática

Las amenazas a la seguridad informática son un problema real, las pérdidas que se están derivando del robo de información han causado incluso el cierre de empresas, quienes no han podido reponerse de los efectos.

En mayor proporción las PyMEs son las más atacadas, en parte se debe a que no cuentan con recursos para aplicar suficientes herramientas de seguridad y también porque no son conscientes de los riesgos a los que se exponen.

Amenazas clave de ciberseguridad

Ataques de phishing

La suplantación de identidad (phishing) es la práctica de enviar correos electrónicos fraudulentos que se asemejan a correos electrónicos de fuentes de buena reputación. 

El objetivo es robar datos sensibles, como números de tarjetas de crédito e información de inicio de sesión.

El phishing forma parte de una problemática más grande llamada ingeniería social. Esta se basa en persuadir a las personas a través de las emociones para conseguir sus datos personales. Por esta razón, no se debe confiar de emails que solicitan información confidencial. 

Si bien el phishing de correo electrónico es uno de los más conocidos, esta amenaza cibernética puede asumir diversas formas. Por ejemplo, el smishing envía mensajes de texto que obtienen clicks en enlaces peligrosos. A diferencia de este, el vishing envía llamadas telefónicas y mensajes de voz fraudulentos que se hacen pasar por empresas legítimas. 

Ransomware

El ransomware es un tipo de software malicioso. Está diseñado para exigir dinero mediante el bloqueo del acceso a los archivos o el sistema informático hasta que se pague un rescate.

Las transacciones de rescate con frecuencia se realizan a través de bitcoin. Asimismo, los hackers pueden solicitar otros medios de pago. Los costos de rescate pueden variar, no obstante, muchas compañías que incluso realizando el pago del rescate, no han podido recuperar el acceso a sus sistemas.

Denegación de servicio (DoS)

En esta modalidad de ataque los ciberdelincuentes infectan con gusanos diferentes equipos y a través de ellos saturan sitios web, impidiendo que este pueda funcionar a causa del exceso de tráfico. Debido a que son ejecutados desde diferentes equipos y direcciones IP, resulta difícil detener este tipo de ciberataque.

Los ataques DoS suelen funcionar al sobrecargar o inundar una máquina objetivo con solicitudes hasta que el tráfico normal es incapaz de ser procesado, lo que provoca una denegación de servicio a los usuarios.

Spam

El spam se refiere a la comunicación no solicitada enviada masivamente. Por lo general, se realiza a través de correo electrónico pero también existe spam por medio de redes sociales o mensajes de texto (SMS).

El envío de correos electrónicos masivos puede incluir enlaces con archivos troyanos. Más de una persona ha sufrido el hackeo de su cuenta de email por conectarse a una red gratuita en un sitio público como alguna cafetería o aeropuerto.

Lo cierto es que los hackers acceden a los nombres de usuarios y contraseñas, para posteriormente pedir dinero a sus amigos por emergencias personales.

Cómo evitar las amenazas de ciberseguridad

Las pequeñas y medianas empresas suelen estar más susceptibles a las amenazas de ciberseguridad, ya que tienen dificultades para contratar personal especializado que regule los riesgos de amenazas cibernéticas.

Muchas empresas deciden contratar un profesional experto en la materia, cuya función es brindar un servicio personalizado y actualizado de protección de manera permanente.

Políticas de ciberseguridad

Elaborar políticas de ciberseguridad puede ayudar a evitar estos inconvenientes actualizando los sistemas frente a cada nueva amenaza. La política debe incluir pautas sobre la protección de dispositivos, autenticación de múltiples factores y protección de datos.

Las políticas de ciberseguridad deben estar disponibles para todos los colaboradores y revisarse a menudo para garantizar que la empresa comprenda y cumpla con el protocolo correcto. 

Tener un plan de ciberseguridad que se ejecute a fondo y revise periódicamente permitirá mantener la información de la empresa y de los clientes lo más segura posible, sobre todo en entornos remotos. 

Estas fueron algunas de las amenazas de ciberseguridad que las empresas tienen y que todos los usuarios debemos conocer y evitar siguiendo las buenas prácticas y políticas ya que hacen que nuestra información o datos no sean robados. Si estás interesado en conocer otras medidas de protección ¡Contáctanos! www.pluginc.mx | ventas@pluginc.mx | WhatsApp 222-888-2624 o búscanos en nuestras redes sociales. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *